Noticias

Testimonio Laicado MMB

Marta Huelva, laica MMB

Marta Huelva Olías - Laica Mercedaria Misionera de Bérriz 

Presenta  tu vida (profesora, sevillana, edad, tiene una hija adoptada, catequista, vive en Torreblanca, apoyo familiar)

Nací en Sevilla en 1971, donde he formado una familia con mi hija, nacida en Etiopía. Estudié Magisterio y Pedagogía. En la actualidad trabajo como maestra de primaria en el colegio “Príncipe de Asturias” en la barriada de Torreblanca, donde también vivo.  Llevo en el mismo Centro 21 años, los 17 primeros como profesora de Religión.

Mi compromiso misionero está en mi parroquia Inmaculado Corazón de María, a la que estoy vinculada de forma activa desde hace 30 años. Durante 9 años formé parte del Equipo de la Cáritas Parroquial.

Actualmente preparo un grupo de niños y niñas que el próximo Mayo recibirán su Primera Comunión. Y acompaño a un grupo de jóvenes dentro de la Red de Jóvenes Solidarios de Entreculturas.

Presenta el Laicado MMB

El Laicado MMB está conformado por un grupo de cristianxs que se sienten identificados con el carisma de las Misioneras Mercedarias de Berriz y que viven esta vinculación en comunidades laicales. En nuestra vocación nos sentimos llamados a seguir la Espiritualidad de Margarita Maturana.

Como Laicxs  MMB nuestra Espiritualidad de la liberación parte del análisis de la realidad para así poder responder a los signos de los tiempos desde Jesús y su Evangelio. Esto nos encamina a transmitir en nuestra realidad la presencia de un Dios que es Amor y misericordia. Pero para ello es fundamental llevar un estilo de vida misionero que genere esperanza, justicia, reconciliación y paz en el mundo.

¿Cómo conociste el laicado?

Conocí el Laicado MMB en la Etapa en la que estaba en Cáritas, a través de Ana Rosa, una religiosa MMB. Me invitó a participar en la Pascua Misionera de Bérriz (Vizcaya) y al Campo de Trabajo en Cortes de Baza (Granada). A raíz de estas experiencias decidí conocer mejor su carisma y me acerqué a su Comunidad en Sevilla.

¿Cómo son las reuniones, cuántas sois?

Actualmente en Sevilla nuestra Comunidad laical la conformamos 10 personas. Nos reunimos una vez al mes en la Comunidad donde viven las HH MMB y donde compartimos lo que se ha vivido durante el mes, logros, dificultades. También reflexionando temas que se proporcionan desde la formación continuada, al igual que las Hermanas.  Es un espacio de discernimiento y  acompañamiento de grupo.

¿Cómo vivís esta vocación y qué realizáis?

Viviendo la disponibilidad y la gratuidad en todo lo que se va presentado cada día, colaborando en algunas tareas liberadoras y/o compromiso eclesial, según la posibilidad de cada unx.

Con un estilo de vida no basado en un consumo superfluo, sin dejarnos influenciar por la sociedad y así poder compartir con los más desfavorecidos. Y con un espíritu liberador que nos permita discernir la realidad con una mirada crítica, evangélica.

Valoramos la existencia de la comunidad que nos apoya, refuerza y facilita el vivir cada día un poco más desde el Evangelio y desde Jesús.

 ¿Qué es o qué  supone para ti ser laica comprometida? ¿Cómo tomas conciencia que estás viviendo tu vocación, dentro del carisma mercedario,  como parte de la Iglesia de Sevilla?

Nuestro carisma me alienta a vivir mi vida cotidiana como MISIÓN, sobre todo mi tarea educadora. El carisma mmb (liberador) es fundamental en mi tarea como educadora, me ayuda a estar en un proceso de escucha constante que me facilite la acogida de las diferencias. Diferencias no sólo en mis alumnxs, sino también en mis compañerxs.

La ESCUCHA es fundamental. Una escucha atenta, que en ocasiones solemos dejar a un lado por las prisas. Escucha que intento alimentar entre mis chicxs para entre todos tender puentes de diálogo en esas diferencias, no sólo culturales sino también religiosas. Intento tener una continua actitud de escucha a lo diferente e involucrarme en la vida de los demás, achicando así distancias.

También es importante como educadora y laica mmb la actitud de la ENTREGA y la SOLIDARIDAD. Actitudes que no se pueden meramente enseñar si no están enraizadas realmente en ti. Hay lo descubro en el grupo de chicxs,  que acompaño desde la parroquia. Descubriendo con ellxs nuevos modelos de relación con Dios, con los demás y con nuestro barrio.

El CUARTO VOTO también es un eje importante en mi vida diaria, ya que anima a “entregarme en la misión”, en mi misión, con todas mis capacidades.

¿Y no me agota esto? Si, a veces mucho, pero es un cansancio lleno de sentido. Y como suele decir mi hija Bereket a su abuela, “a eso mamá le hace feliz”.

 

 

  • facebook
  • twitter
  • rss
  • Laicos MMB
  • Comunidad Maturana
  • casa de espiritualidad barnezabal
  • Bera Kruz Ikastola